Consejos Para Elegir La Caldera Adecuada

A la hora de escoger una calefacción es importante la potencia, de eso depende lo caliente del agua sanitaria, aunque las necesidades de cada vivienda son distintas es importante que sepas escoger cual es la mejor caldera.

De esta manera, no solamente hay que valorar la superficie que tiene la vivienda, también la necesidad de A.C.S y las características necesarias con las que debe contar la instalación de la calefacción, para esto es vital que tengas en cuenta la cantidad de personas que habitan y el clima que el lugar tiene. Confía en los expertos de reparaciones de calderas de gas.

Al momento en que vayas a elegir la caldera y estás indeciso para escoger un modelo u otro, lo mejor es que no te quedes corto ni que exageres con la potencia, en vista de que si hay más potencia el costo será más elevado.

Para que esto no pase es importante los cálculos de potencia de la calefacción, por ello hay que tener en cuenta algunas variables, lo más común son los 100 vatios, solo es un aproximado.

  • Una caldera de 23 y 25 KW puede proveerte de 13 a 14 litros por minutos de agua caliente. Asi mismo, el consumo de una ducha puede ser de 10 litros por lo que quedan 3 a 4 litros para que puedas tenerlos para el grifo de la misma temperatura de la ducha.
  • El modelo de la caldera que es con mayor potencia tiene una superficie de 200 m², este  va a mejorar tu servicio de calefacción por lo que usar las duchas un promedio de dos veces de manera simultánea.

Para que lo entiendas mejor, la superficie de la vivienda y la  necesidad de agua caliente son los dos factores que son más importantes a la hora de escoger una caldera y sobre todo de saber cuál es la potencia de la misma.

consejos para elegir caldera
consejos para elegir caldera

Lo esencial a tener en cuenta antes de elegir su caldera

Para encontrar el modelo de caldera que mejor se adapte a sus necesidades, debe tener en cuenta en primer lugar una serie de criterios:

El dimensionamiento de la instalación, en función de las necesidades de calefacción y agua caliente sanitaria: el volumen de su vivienda, su número de ocupantes, su situación geográfica influirá obviamente en la potencia de su futura caldera, así como el hecho de instalar o no un sistema de regulación, lo que reduce las necesidades de calefacción.
Antes de elegir una caldera, es esencial hacer un inventario de su aislamiento y hacer que se rehaga si es necesario. De lo contrario, se arriesga a instalar un sistema sobredimensionado en relación con sus necesidades, ya que un aislamiento deficiente significa un consumo excesivo para compensar, causando molestias y elevadas facturas.

¿Su casa está bien aislada? Haz la prueba!

Frecuencia de uso: las compensaciones no serán las mismas dependiendo de si usted equipa una residencia primaria o secundaria.

Compatibilidad con los emisores ya presentes en su casa, si no planea cambiarlos: por ejemplo, si está equipado con radiadores de hierro fundido, no hay necesidad de invertir en una caldera de condensación. Recomenado las calderas Saunier Duval.

Practicidad de uso y mantenimiento: algunas calderas requieren un gran espacio, o un mantenimiento regular que tal vez no desee realizar. Piensa en ello antes de tomar una decisión!

El coste global y el impacto medioambiental de la energía: cuando se elige una caldera, también hay que tener en cuenta el precio al que se va a recibir la energía y su impacto ecológico más o menos positivo.

Los combustibles fósiles, además de tener un impacto ambiental significativo, tienen un precio relativamente alto y son mucho menos estables que otros. Y si la inversión inicial es más sustancial para instalar una caldera de leña, por ejemplo, generalmente se reembolsa a partir de 5 o 6 años! Cuando se comparan las calderas -equipos que se espera que duren al menos 15 años- la visión a largo plazo es muy importante.

La caldera de gas: alta temperatura, baja temperatura o condensación, ¡usted decide!

Si su casa ya está conectada a la red de gas, es probable que se decante por este tipo de caldera. Normalmente funciona con gas suministrado por la red, llamado gas natural o gas ciudad, pero también puede conectarse a un tanque de propano. Con modelos cada vez más compactos, su pequeño tamaño es una ventaja innegable, especialmente cuando se vive en apartamentos.

Existen tres tipos de calderas de gas en el mercado: la caldera estándar (también conocida como caldera de alta temperatura), que está siendo sustituida gradualmente por calderas de baja temperatura y calderas de condensación. Debes tener en cuenta si necesitas una caldera de gas mural o un calderas de gas de pie

Como su nombre indica, la caldera de baja temperatura funciona a una temperatura más baja que la caldera estándar (30° a 50°, en comparación con 60° a 90°). Al recuperar más calor de los humos, aumenta los rendimientos y, por lo tanto, reduce el consumo en alrededor de un 15% en comparación con un modelo estándar. Por otro lado, presupone estar conectado a grandes emisores de superficie, como los paneles radiantes.

La caldera de condensación recupera el vapor de agua liberado durante la combustión de gas natural para precalentar el agua de su sistema de calefacción. Más económico de usar, reduce su factura de gas entre un 20% y un 30% en comparación con una caldera de gas estándar. Sin embargo, tendrá que sustituir sus viejos radiadores de hierro fundido por modelos adecuados, siendo la calefacción por suelo radiante de baja temperatura la solución más adecuada.

Seguramente que esta pequeña guía te ayudará a tener la caldera que tanto has soñado, pero sobre todo vas a saber cómo escogerla para tener el mejor desempeño con tu agua caliente en las partes donde las necesites ¡Recuerda toda la información suministrada!

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!

Privacy Policy Settings